La recogida de la “Framboise”

29 Jul

Como cuando éramos más jóvenes, y estudiábamos ir “a recoger la fresa” a Aranjuez o a Alemania, yo me he venido a Francia a “recoger” un trabajo hace ya… ni más ni menos… que 14 días. Sé que no es tiempo suficiente para hacer resúmenes ni para tener claros los conceptos más básicos de la convivencia   en París (Francia) pero la verdad es que, de momento, la respuesta siempre es “Bien” (con la boca grande. No como aquí dicen todo… con la boca pequeña). Os contaré que he tenido una semana bastante intensa. Trabajo nuevo, línea de metro nueva, concierto y cientos de preguntas nuevas…

Por ejemplo, hoy es domingo y he pensado que era un buen día para hacer la “colada”.

Aquí el tema “poner lavadoras” está “compliqué”, no porque las máquinas sean supersónicas sino porque las casas no tienen lavadora. Las casas son muy pequeñas, y evidentemente, los metros los distribuyen en las “piezes” (el salón se considera una habitación más… atentos a la hora de alquilar o comprar… “Deux pieces” es una habitación y un salón- que ya he hecho yo la pardillada de ir super emocionada a ver un piso pensando que era un chollo y … ). Total que he ido a la lavandería y había más gente que en la playa de Benidorm el 15 de agosto.

Imagen

He llegado con mi bolsita de lavar (claro que me han mirado como diciendo “puafff para tan poca ropa va a ocupar una lavadora-2 juegos de sábanas y la ropa de 4 días se considera “poco”) y me he dado cuenta que dentro de las agendas de los franceses… entre “tomar una caña”, “comer con la familiar”…existe “ir a la lavandería” como un plan mas.  Se notaba que yo era nueva. ¿Por qué? Porque no llevo todo mi armario para lavar (aquí hasta que no te queda la “ropa que llevas puesta” no lavas…) y en segundo lugar porque no había preparado ninguna “actividad paralela” para echar ese momento rodeada de detergentes. Ya era tarde cuando he mirado alrededor y he visto que ahí se va con “revistas”, “crucigramas”, “la familia entera y el radioca”, “un colega y una coca-cola”… vamos, que vas a hacer un “plan”. Y es que no es para menos porque… ¿Habéis probado alguna vez a estar sentados durante 55 minutos mirando el tambor de una lavadora? Desde hoy os puedo decir, con conocimiento de causa, que ES UN ROLLO PATATERO y bastante psicopático por cierto… (y luego aún quedaba la secadora ;-().

Mientras estaba en “centrifugado” me he acordado de la semana en el trabajo y me ha dado la risa… pero mucha mucha risa (ante el estupor del público de la lavandería… porque ver a una que habla “extraño idioma” reírse sola mirando un tambor de lavadora…pues es como para llamar a los servicios sociales ¿No?). Estaba repasando las palabras que conozco en francés y entonces me he dado cuenta que llevo toda una semana… señalando cosas como si fuese sordomuda.

Lo primero, como quedé en el post anterior, es contaros en qué consiste mi trabajo. Todos sabéis que en mi currículum (sección idiomas) la menda lerenda se ha puesto – Francés: Nivel medio (claro que mi madre ya se ha encargado, varias veces, de intentar prevenirme de mi “alarde” ). Con ese gran   uso del lenguaje parisino negocié mi contrato de trabajo y dónde a mí me pareció  que me decía “¿Sabes trabajar en la cocina de un restaurante?” …a lo que  yo, claro está, contesté: “Bien sûr” (Por supuesto)- sin pestañear. Con esa pregunta y las experiencias vividas buscando trabajo sin hablar gabacho pensé que me contrataban para las labores típicas de la cocina “no profesional“- lavar, fregar, limpiar, desengrasar…etc. etc. En Au Port Salut -donde trabajo- tenían otras intenciones … y “Sabes hacer la cocina” (traducción literal del francés) es que si sabes COCINAR??? TOTAL… que me voy a trabajar de Chef. Ante esto vosotros creéis que yo me he achantado… amilanado o he intentado corregir “nuestra falta de comprensión” NOOOOO… tan sólo he aportado el siguiente dato-intentando salvarme un poco de la quema inmediata-: “la forma que tenéis de cocinar aquí es MUUUUUY DIFERENTE a la de mi país”. Total que cada mañana voy a trabajar a una cocina …en la que mido, pico, pelo, corto, limpio… alimentos y sobre todo (y esto sí que me preocupa) participo en un equipo de cocina que hacen unos platos requetecomplicados como: Dorada Royal con coco y salsa en emulsión de lima. Y yo me pregunto ¿Dónde quedó eso que yo dominaba de: emperador a la plancha o lubina a la sal?.

Además me encuentro con el siguiente reto.En Francia no es común que las mujeres trabajen en la cocina de los restaurantes. Así que trabajo en un equipo masculino en el que soy la 1ª mujer que pisa ese territorio con todo lo bueno y lo malo que tiene ser la cabecilla de algo. Adama, Canutté, Julious, Marious, Nicolá, William y Patrick son mis compañeros (además de los camareros)…. (Antes de seguir quiero deciros que me están tratando, de momento, con un respeto, una paciencia, un cariño y un mimo…que no sé si me lo merezco). Os dejo una foto de nuestro equipo de “Middi Journé”.

Imagen

Como os decía me “sufren”… y es que además de con los platos, la forma de cocinar y el idioma… tengo que luchar con los ingredientes.

Mirad que Francia y España están sólo separados por una línea de montañas, mirad que estamos en Europa (de momento), que tenemos hasta la misma moneda…BUENO… pues no tenemos los mismos ingredientes, como os lo digo.

Os contaré que esta semana he conseguido que mis compañeros se replanteen matarme (varias veces). Para empezar conviven en la cocina con una “sordomuda”… me tienen que decir todo señalándomelo (imaginaos lo incómodo que es…) y lo peor de todo es que cuando ya parece que me he aprendido el ingrediente tengo que “entender” cuando me lo piden con 4 acentos diferentes: Malinés, indonesio, angoleño y parisién… Pero  lo peor de lo peor es cuando me mandan a la cámara de alimentos. Ahí es cuando estoy a punto de ponerme a llorar. Esta semana me mandaron a buscar: eneldo, jengibre, apio, nabo y “coreur de boeuf” (corazón de buey).

Emocionada ante el encargo…bajo trotando por la escalera a las mazmorras (literal), localizo la cámara fría, abro la puerta y cuál es mi sorpresa cuando al abrir entro en una especie de agujero negro… tal y como os lo cuento porque NO RECONOZCO NI UN PRODUCTO. Oigan, es que tienen 4 tipos de coles, 6 tipos de raíces, 3 tipos de calabacines y 4 pepinos diferentes…Y ESO SIN ENTRAR EN LOS HIERBAJOS como basílicos, estragones, cilantros y cebollinos frescos… QUE YO SÓLO CONOZCO RALLADOS Y EN BOTES DE ESPECIAAAAAAAAAAAAAS… Es más… cuando al pasar por la mirada por las ordenadas cajas de verduras cuando me pareció reconocer una “pomme de terre” normal…y un tomate “pera”…casi se me saltan las lágrimas y los beso como si fueran de mi familia. Imaginaros cuando subí con lo que me habían pedido y NO llevaba NADA de lo que había en la lista… lo más gordo fue cuando se tiraron al suelo a reírse. Sí, como lo cuento. Me habían pedido 6 “Coeur de boeuf” (corazón de buey). Claro, voy a la cámara de carne, cojo 6 tipos diferentes de cortes … viendo a ver…si acertaba con alguno de ellos… y cuando subo, cargada como una mula, roja como un pimiento (por la presión del momento y subir 2 pisos de escaleras corriendo)…les pregunto que qué “pieza” era y … cómo explicaros la sensación de “abandono” cuando miran y me dicen: Bonita, lo que te hemos pedido son “tomates”. Y estallaron en risas histéricas. Aguanté como pude … salí del trabajo y me fui derecha a una frutería, saqué una foto… y me puse a preguntar qué “carajo” eran todas aquellas cosas de formas desconocidas para mí…Vamos que ESTO NO ME VUELVE A PASAR…

No quiero cerrar este post sin dejar una pregunta al aire por si alguien la quiere contestar y quiere aportar algo de luz a mi tremenda “ignorancia francesa” y ya que tengo un trabajo, estoy aprendiendo un idioma…me queda “relacionarme” con el género humano de este país…y no quiero que estallen en risas como mi equipo de cocina: ¿ Serán tan diferentes los hombres franceses a los españoles como lo son los alimentos de sus neveras? ¿ La forma de relacionarse de los franceses es tan diferente como su forma de cocinar…que dónde nosotros ponemos aceite ellos ponen mantequilla y dónde nosotros batimos ellos emulsionan????

Por favor, no me dejéis sola con este tema …que se las trae.

Además os quiero recomendar un par de cosas. Esta semana de nervios mis amigas me han llevado también a ver una sesión de un Dj internacional que llevo tiempo siguiendo y al que nunca había podido ver: Nicolás Jaar. Pimpollo de veintitantos residente de NY que “mueve” las sesiones internacionales a su antojo…¿Qué se sentirá al ver venirse arriba a cientos de miles de musicófilos electrónicos a nivel mundial?

http://www.youtube.com/watch?v=1Upj_Ib30K4

Espero que os guste tanto como a mí. Le vi en el Club Rex que, según mis amigos, es de lo mejor que hay en esta ciudad…tanto es así que el clásico de la música electro-jazz francés Laurent Garnier actuó el domingo. http://www.youtube.com/watch?v=3UDzAv-twYA

Por cierto en París los que llevan color son los hombres, las mujeres van de negro o gris… a mí se me ve a la legua que no soy francesa, más allá de mis colorines “sin fronteras” porque no tengo “cara de lánguida” y porque sonrío… cosa que falta en el las féminas francesas. Pero bueno, quizá tenga que esperar un poco más para hacer este tipo de juicios.

Esta semana os dejo con mi resumen de actividades: empezar un trabajo, trabajar 8 horas de pie sin sentarme, ir a un club parisino, intentar colarme en un concierto, que me pillasen y me hiciesen pagar, descubrir marcas nuevas de zapatos, darme cuenta que tengo pinta de española, que mi móvil se pague continuamente, comer jengibre, aprender a hacer “crema broulé”, decir “Framboise” correctamente Y DARME CUENTA QUE sé decir todo el vocabulario culinario pero que soy incapaz de decir ¿Cuántos años tienes? o ¿Quién es tu escritor favorito? En Francés…

Mis personajes de la semana son: Julien, Patrick, Adama, Marious, Nicolá, Chiboo, Jazz, Ana, Nicolá, Alex, Orlando, Ale, Teresa y…Aida que me ha dejado su casa, además,  todos los que me han aguantado, traducido e intentado entender durante estos 14 días. Me voy a comprar una barquita de “framboises” para comprobar el “acentazo” parisino que tengo…

AU REVOIR

Día de estreno

24 Jul

Estoy como los artistas cuando van a salir a la plaza o como cuándo ibas a ir el primer día al colegio, en cole nuevo… se me había olvidado esta sensación (y aún no puedo decir si es agradable o no…estoy más en el “no”). Hoy es mi primer día en el trabajo que he encontrado en la cocina de un restaurante.

http://www.auportsalut.com/

Sé que va a ser duro pero no creo que no lo pueda desarrollar con “cierta” dignidad…ya os contaré. Acordaros que además de luchar con el trabajo…lucho con el idioma, con que en esa cocina es la primera vez que pone un pie una mujer y que de los 4 que estamos en cocina…hay 3 continentes representados y con eso, creo, que os digo todo.

Imagen

Hoy hace, exactamente, 9 días que puse mi primer pie en París para una larga temporada y me han pasado un montón de cosas, todas buenas y las que no lo han sido tanto… pues las mantenemos en el recuerdo pero con la simple intención de que no vuelvan a pasar.

Es verdad que yo venía con las pilas cargadas y con ganas de lanzarme a por todas… cuando llegué a París el conflicto con el idioma me dejó un poco tocada. Me he dado cuenta que quizá debería haber estudiado un poco de francés antes de venir… por lo menos para que mi día a día fuese menos pesado para la gente que me echa una mano porque, como os imaginaréis, es muy incómodo para ellos estar todo el día traduciendo y yo, por muchos esfuerzos que hago, me siento como si estuviese en un gran túnel de sonidos dónde sólo entiendo “lala laaaaaaa…la la laaaaaaaaa… lalalallalla”, vamos, que sólo consigo parar mi mente cuando oigo: “Degaulle, Mitterand, Metro, Eifelle o Spagne”. Y lo intento… de verdad pero nada que esos sonidos no toman forma física en mi cabeza… se me habrá caído una tuerca (nooooo quiero posts sobre este tema jejejejej).

ImagenBueno, andando que es gerundio y me tengo que ir a trabajar.

Estoy aprendiendo grandes cosas del país vecino… primero es a no asustarme de la diferencia racial. Esto parece una estupidez pero creo que los españoles “de a pie”, entre los que me encuentro, vemos una agresión “en lo desconocido”…un ataque “en nuestra ignorancia”. Aquí todo está mucho más normalizado. Si eres de India y quieres ir con tu “sari” a hacer la compra pues vas y nadie te va a mirar raro ni va a hacer una mofa de tu vestimenta… lo mismo si eres africano, libanés o turco. Es decir que si yo quisiese ir al médico vestida de flamenca pues pensarían que me he pertenezco a una familia muy arraigada de  Andalucía (tengo que investigar si pasaría lo mismo si voy vestida de Segoviana… que con la rasca que hace aquí veo yo más lo de la falda de fieltro y la chaquetilla de terciopelo que la fina tela de algodoncillo de los trajes sureños-por mucho volante que tengan- por eso de que el clima es más bien fresquete).

Mi búsqueda de piso también está siendo claramente aleccionador e integrador en el sistema parisino. Muuuucho había oído yo hablar del tema de alquilar en París pero hasta que uno no se pone a ello… pues la verdad…no te imaginas de qué va la vaina esta. A ver… cómo os diría yo. En principio yo estoy buscando para compartir… mi presupuesto es de 450-500 Euros. Por ese precio encuentro: habitaciones, que no están mal, en pisos de 40 metros cuadrados pero… hay que ver mucho y buscar mucho. Para que os hagáis una idea mi amiga Mariana me dice que la estadística en París es la siguiente: un piso está en alquiler, como mucho, 48 horas y en compra 24… es decir cuando tú vas a ver una casa tienes que llevar el expediente contigo SIEMPRE porque, cuando llegas, hay otras 30 personas-compartiendo visita contigo- dejando el expediente. Es casi imposible, a no ser que produzcáis un enamoramiento por hipnosis- o amenaza severa- sobre el propietario, que recién llegados, sin contrato francés- y sin un avalista potente- que tengáis cualquier tipo de posibilidad para alquilar un piso legalmente, y además, casi todo se mueve por inmobiliaria. Dicen que hay que ganar 2.5 por encima de lo que cuesta el alquiler… es decir para un alquiler de 1000 € tienes que ganar 3500 con declaración de la renta francesa, no vale la española ni la de cualquier otro país. Para que echéis un vistazo a alquileres, aquel que esté interesado os dejo una página sobre la que yo me muevo a la caza y captura de alguna “chambre”. http://www.recherche-colocation.com/ o http://www.appartager.com/. Y no es sólo eso. Aquí e alquilan todo, pero todo… Es decir sólo he ido a buscar apartamento 2 días. El primero fui a ver qué es lo que me ofrecían en pisos y zonas que me gustaban pero fuera totalmente de mis posibilidades y ahí todo bien. Sitios bonitos, luminosos y … “inabordables” para mí. Y cuando comencé a buscar lo que podía pagar me encontré con 2 bonitos casos. El primero: 3 chicos que compartían piso de 2 habitaciones y un salón, y buscaban un 4º inquilino. Bien, primer problema, el número de personas. Si sumas 3 chicos, 2 habitaciones… pues pensarías que 2 de ellos comparten habitación…cuando ves que NO, que es no es el caso, preguntas dónde duerme el 3º y te dicen que en el salón… ahhhh… y si quieres ver la tele, el otro pobre, tiene que aguantarse… y ellos me contestaron-  Voilá…-. Una vez aclarado ese tema pregunté “y ¿Cuál sería mi habitación?” (lo pregunté concierta extrañeza…porque literalemente NO había más “chambres”). Contestación: “Puedes verlo tú misma…hemos puesto un colchón en el cuarto de baño que es luminoso y espacioso.”(… ummmmm No sé qué pensaréis vosotros pero a mí se me cayó la mandíbula al suelo. Mis ojos no dejaban de moverse con rapidez, no por el estado de shock en el que me encontraba, sino porque estaba buscando con impaciencia la cámara oculta…) Ahí estaba… entre el lavabo y la bañera… UN COLCHÓN DE 90 con su funda…su edredón y su almohada. Nuevamente pregunté: ¿Y cuándo os vais a trabajar querréis ducharos, no?. Respuesta: “Sí, pero no te molestamos… no encendemos la luz.”. Nuevamente mi mandíbula …al suelo. Agradecí mucho la visita y me dijeron que me apresurara en dar la respuesta que tenían 3 interesados. Aún con los ojos ensangrentados por el ataque de risa que me dio en el ascensor (claro…que mejor que no me ría porque puede que al final tenga que vivir así… todo depende de mis posibilidades económicas) me marché a la otra punta de la ciudad a una nueva visita que no puedo pagar pero que me sube el ánimo ver a lo que puedo aspirar.

Justo antes de ponerme a escribir vengo de ver una casa más y otra vez …sorpresa. Un alquiler que podría pagar, más o menos, para vivir sola 650 15 metros cuadrados…no está mal. Ducha en el salón, cocina americana…y busco con impaciencia el aseo, porque me temo lo peor… busco busco y claaaaro… no encuentro. “El tigre, la taza, el Sr. Roca” (aquí en París es bastante normal que sea una habitación separada del baño) está en el descansillo… es decir COMPARTES TOILETTE CON TODA LA PLANTA. Eso sí…tienes una llave. Y no sé…cómo que no me veo yo a las 3 am con el rollo de papel debajo del sobaco, cruzando el pasillo a oscuras para ir al “excusado” No. Y ¿A quién le echas la peta si el baño no tiene la tapa bajada… al del 4ºC o al del D? ¿Y si han dejado “gotitas”?…claro que es es el mejor de los casos que como alguien haga una fiesta en su casa…compartes baño con 30 personas. Vamos, que no lo veo… pero, como os decía…es cuestión de necesidad. ¿No?

Ahora alguna cosita más glamourosa. El otro día fui con mi amiga Ana a la despedida de una amiga que se trasladaba a vivir a Canadá y reunió a todos los amigos en una hamburguesería céntrica. De paso aprovechamos el viaje para darnos una vuelta por Prada, Sonnia Ryekel, Yves Saint Laurent y una calle que me encantó llena de restaurantes para que me inviten a cenar, Rue Dragon. Ahí descubrí varias zapaterías de a 150 Euros, el par de zapatos, en rebajas. Una de las que más me gustó fue la de Annabel Winship. Imagen

Un cup-cake hecho zapato…dulces, naif colorista y muy femeninos…nada que ver con un taconazo de noche que puedes encontrar en los grandes diseñadores y que todo depende de lo que estés dispuesta a sufrir (que en mi caso es “muuucho”).

Que sepáis que esto es sólo el principio de muchas cosas que tengo que ver y que descubrir pero os dejo una pequeña agenda de en palabras y fotos de lo que he hecho en estos 9 días: correr, coger el metro, perderme en el metro, buscar trabajo, patear tiendas, abrir los ojos, intentar hablar francés, intentar que no se rían de mi acento, ir a un concierto, ir al parque, visitar amigos, pedir ayuda, encontrar trabajo, comprar una baguete, comprar un croissant, hace un picknick en el ayuntamiento, reencontrar amigos por skype, tomar el sol en el jardín, hacerme fotos rollo turista, ver cómo juegan a la petanca, sorprenderme de ver una mujer con burka, sorprenderme de ver una mujer travesti francés, ver cómo graban un vídeo musical en el borde del canal, ver cómo celebran un cumpleaños en un parque público, ver casas preciosas, ver casas infernales yyyyyyyyyyyy…echar mucho de menos tomarme una caña con algunos de vosotros.

Personajes de la semana: Ana, Yasmina, Patrick, Rodo, Marious, Ignacio, Mariana, Hernry, Marisa, Perla, Enrique, Mijail, Hamlet, Montse, Fernando, Miguel, Rolando, Perea, Ale, Martina, Tekla, Super Teresa, Virginia, Nuria, Willy, Begoña, Cristina, mi madre, mi padre, mi hermano y mi tía Carmen.

 

Casi 3 días con sus 68 horas

18 Jul

… huelo bien…llevo pendientes…tacones en el bolso (bailarinas en los pies)… Algo así como una mezcla entre   los reportajes que hacen de Cindy Crowford- ya me gustaría- cuando está de vacaciones (es decir… vaquero, camiseta, bailarinas y una chaqueta) y Melanie Griffit cuando va a comprar el pan en Miami, así salí de casa ayer a la caza y captura de un trabajo.

Llevaba 24 horas en París y ya estaba “pa los leones”. Como suele pasar la noche anterior me lié (lié de liar…no de “liaaaaar”-aclaro-). Una amiga de un amigo de mi compañera de piso en Madrid está trabajando en París y quedamos para cenar. Yo llegué al café – porque no tengo presupuesto para “extras”- y además me invitaron, cosa que agradecí muchísimo ( porque lo único que veo yo que es notablemente más caro en París que en Madrid es “le café”- 4 pelotos-. Eso sí, en terraza y servido con el mismo ritual que una copa. Esa salida me sirvió para conocer una zona de París que no conocía- “La Fourché” de la que dicén que es el “malasaña” de París (aunque es el 3er distrito sobre el que me dicen lo mismo… ya os contaré, cuando tenga más experiencia, mi punto de vista)- y para dejarme las llaves en casa de Mariana (la amiga del amigo de mi amiga). Volví, corriendo por el metro, para ver si me daba tiempo de cruzarme otra vez la ciudad, mientras los organizadísimos- aunque comprensivos- Henry (Finés) y Tekla (Húngara) se partían de risa y me miraban como diciendo “eres española, ¿ verdad?”. Ahí comprobé que el metro cierra a la 1 en punto, que es complicado coger un taxi por la noche en París y que las distancias son… grandes, incluso dentro de la ciudad. Pero, lo bueno es : no perdí las llaves, -18 Euros de taxi (así aprendo), y conocí una gente estupenda. A Ángel (que estaba de vacaciones), Marianna con la que seguro voy a salir bastante en París, Tekla con la que voy a dar clases de Español a cambio de enseñarla  a bailar sevillanas (no quiero risas… no quiero risas) y Henry, futuro guía turístico, que me contará secretos de la ciudad para cuando vengáis a verme.

Y ahora al tema del trabajo. Ana me facilitó una página, que comparto porque me parece la leche, para saber dónde estás y cuánto tardas en llegar en metro, bus, tren o tranvía. http://www.ratp.fr

Mi primer destino era “zona centro”. Ahí, mis amigas, tienen un sitio de referencia dónde han trabajado algunas de ellas eventualmente y dónde yo cumplí los 37 años. Un sitio romático y sobre todo con caras afables”Don Giovanni” (19, Françoise Miron… os lo recomiendo que se come comida casera italiana ESPECTACULAR)

http://www.dongiovanniparis.com/

Nuestro contacto tenía que haber llegado a media mañana pero como no estaba me fui a dar una vuelta para ir avanzando en mi labor de búsqueda de trabajo. Es una zona bastante turística y pensé que sería más fácil… pues nada 6 restaurantes y 3 tiendas, y claro “con mi francés nivel medio (en la Guayana Francesa)” me dijeron que…” Très bien”  pero que aprenda gabacho antes de volver aunque, por si acaso, que les mandase mi CV (claro que si veis “mi hoja de trayectoria profesional para París os troncháis- adjuntaré copia un día de estos-). Mi drama del día llegó cuando tras 9 negativas me planté en un sitio de pintxos vasco y la respuesta fue la siguiente en francés:

“pero tú eres estúpida… cómo se te ocurre venir a París a buscar trabajo sin hablar el idioma. Me da igual lo que hables… yo trabajo en un sitio español y no sé español…ni lo pienso aprender”.

La miré con ojos vidriosos… me giré sobre mis tacones…y salía a la calle. Gracias a Dios había llegado Enrico y me mimó muchísimo, me dio un par de direcciones para ir a buscar trabajo a restaurantes de sus amigos, colegas y conocidos y me dijo “non pasa niente… es miserábile. Dío la ha fare mal” (cosa que me cayó como un bálsamo y calmó mis ansias de llorar)

Me subí al metro…patee, París y al lado de la tienda dónde trabaja Yasmina hay un restaurante Francés y me animé a entrar. Jazz ya había hablado con el Sr. y parece que tengo un trabajo para la cocina. Me contaron que necesitan un poco de tiempo para centrar el tema  todo porque los equipos de cocina son todo hombres (no es normal que trabajen mujeres en las cocinas de los restos). Yo le dije que es España era diferente… que había muchas y muy buenas cocineras y parece que empiezo dentro de poco. De todos modos, como no me fío, hasta que lo vea firmado sigo buscando trabajo de tooooodo lo que me encuentro.

Además por la tarde conocí a Teresa…amiga de otra amiga… y, bueno, parece que voy haciendo contactos y conociendo gente y, lo más importante, no me desanimo.

Resumen: tengo 10 contactos en mi móvil francés (que para casi 68 horas no está mal), Jazz y Ana son unas anfitrionas que ni os cuento- están restando horas de sueño y ocio para intentar encontrarme una casa, un trabajo…- y encima dándome ánimos. Cada vez hablo más francés, tengo la página de los cursos super baratos del ayuntamiento de París”, he tomado un café en Lipp (gracias a Mariana, Henry y Ángel). He conocido la tienda de aceites de la Provenza (muy chula y con mucho márketing) y, por supuesto, un poco de glamour de Laduree— RECOMIENDO IR…- salón de thé, tienda de dulces, tienda de aromas y… bueno “un must” si visitas París. Y por cierto…NO NO ME HE ENAMORADO y no… no he visto ningún “parisino” apetecible -me gusta más nuestra comunidad internacional-

Que sepáis que aún me estoy decidiendo sobre ¿Me gusta de verdad el look “lleno de pelotillas” francés dónde todo parece que hace años que no se lava…o me decanto más por el momento “Arielita”?

http://www.laduree.fr/

Uffff que con la emoción de los momentos de vivir “el glamouroso” París…se me olvidaba daros la dirección de los cursos

http://www.cours-municipal-d-adultes-cma.cma-paris.org/formation/langue-francaise/francais-langue-etrangere-public-non-francophone/francais-langue-etrangere-public-non-francophone-cours-semestriel

¿Huir hacia delante es “huir” o es…?

16 Jul

Un mes ha pasado desde mi último post pero las cosas han cambiado mucho más que esos idílicos días de fiestas, amigos y con una vuelta abierta en un vuelo 48 horas más tarde…

Justo hace 30 días, en Madrid, la situación era la siguiente: 200 Euros en el banco, dada de alta en autónomos, enviando currícula como una desesperada a todos que se me ocurrían, tardes pateando las calles para buscar un curro de camarera- mecánica o mercenaria-… noches con amigos que se van de vacaciones y un chico que me rondaba la cabeza (con el que me hubiese gustado tener algo más que “un par de whatsapps”).

Día 26, entrevista de posible trabajo relacionado con los medios de comunicación con oferta de 1100 Euros brutos al mes en la que me dicen que “tengo demasiada experiencia para el puesto”, discusión con una gran amiga por temas de Hacienda (con razón para ella), whatsapp que no me contestaba el “futurible”, solicitud de puesto de camarera en el que me dicen “eres vieja” (así… no hay interpretaciones…tal como suena).

Vuelta a casa y tras echar un vistazo a mi cuarto tumbada desde la cama. Miré alrededor, me levanté, fui al ordenador y … aquí comienza la aventura: Me compré un billete a París con una duración mínima de 3 meses”

Y AQUÍ ESTOY

Tan sólo ha pasado 1 mes pero me ha dado tiempo a: despedirme de todos los amigos que he podido, achuchar a mis padres (aagss… se me ha olvidado llamar a mi hermano pequeño), meter mi vida en cajas, conocer gente estupenda que guardo con muchísimo cariño en la agenda (pa cuando vuelva), vivir momentos divertidísimos y reírme hasta que me dolía la mandíbula, ir al cine de verano de “La Bombilla” y sobre todo… pensar una y mil veces “NO PUEDES SEGUIR ASÍ… deja de quejarte… coge el petate… focaliza un trabajo y vete”.

Parece que estas cosas siempre las hace uno sólo, eso no es cierto, en mi aventura personal, además de mis padres-tíos- y padres de amigos muy queridos, hay implicadas un montón de personas que me conocen mucho y otras que no me conocen de nada. No sé si leerán notas pero mil gracias a: Ana, Yasmina, Aida, Rocío Ale, Virgi, Pilar, Marisol Jayone, Amaia, mis padres, Lola, Julián, Maritere y, por supuesto, los padres que me parieron- y Marisa-…que se han comido mis lloriqueos, malos humores y “portazos” durante estos últimos 6 meses. Hoy es mi primer día en París, en una casa preciosa que me ha prestado Aida para que pueda empezar sin pagar (que eso hubiese sido difícil dado mi presupuesto y las dificultades del alquiler en Francia) residencia y me voy con Jazz a intentar buscar un trabajo de camarera, dependienta, Nanny u opper… luego a ver dónde puedo instalarme a vivir – aunque sé que a las malas malas- Jayone y Vir- me dejan un huequito en sus casas.

RESUMEN: Llegada a París con 45 kilos de maleta, ordenador, muchas ganas y 300 Euros en el bolsillo, casa super bonita, muchas ganas de trabajar y mucho miedo en la espalda… ahhhh Y NO HABLO NI PALABRA DE FRANCÉS.

SALUT

Apaciguando los calores de Madrid con una “Soire Veraniega” muy especial

27 Jun
Para dar la bienvenida al verano hemos preparado una “Soire” en una terraza para que todos los que quieran conocer más cosas sobre Senegal, cómo es la vida de un blanco en África y, sobre todo, que descubráis un país dónde realizar un viaje interesante, aventurero y divertido.
Además os hemos preparado muchas más cosas como un Mercadillo en el que seréis los primeros en tener acceso a la nueva temporada INVIERNO 2012 de bolsos de COCODRILO Y PITÓN DE “Costurera en África”, los remates de nuestra temporada de ropa (precios “alucinantes”)…y algunos amigos más que vendrán a EXPONER SUS PRODUCTOS COMO AMAR OMAR… sus originales bolsos tejidos por “redeiras” gallegas… originales bailarinas de “TITABONITA”… ropa de stockaje y segunda mano de MARISAS CLOSET… y puede que si tenemos suerte nos acompañe el SR. GAÑAN…
Imagen
Por supuesto…tomaremos unos cócteles, escucharemos buena música y… podremos comprar cosas exclusivas. Estaremos hasta las 00:00… ANOTAD EN VUESTRAS AGENDAS: No perderme el evento “Soire de Verano” de Paloma Costurera en África. Día 28 de junio 2012 en la Plaza de María Guerrero 3, ático.
Os dejo algunas fotos para vuestro disfrute…
Imagen

Imagen

y desde aquí le mandamos un saludo y un gran abrazo a Sara de “Olivia y Cia” que no nos podrá acompañar porque se ha casado y está en Tailandia…